Buscar en
Estás en CINE >> CRITICA >>
Furia de Titanes
Furia de Titanes

Parte humano, parte dios, lo mejor de ambos

Un artículo de Diego Salgado || 31 / 3 / 2010
Etiquetas: Fantasía /

La cinta de Louis Leterrier no es ni mucho menos inferior a la cinta de 1981 que reversiona, aunque sus lamentables efectos 3D generados en posproducción dejan un mal sabor de boca.

Por mucho que lo nieguen esos críticos y espectadores nostálgicos empeñados en revalorizar súbitamente cualquier película en cuanto Hollywood aborda su remake, no hay demasiadas diferencias cualitativas entre la Furia de Titanes dirigida en 2010 por el francés Louis Leterrier y la cinta original de 1981 realizada por el británico Desmond Davis.

Ambas ostentan como máximo mérito el de contentar al espectador benevolente por respetar el espíritu —que no la letra, muy distinta además entre ambos films— de la fascinante mitología griega en que se inspiran (recuperada también por la reciente Percy Jackson y el Ladrón del Rayo); y, más concretamente, de la historia centrada en Perseo, el semidiós hijo de Zeus y Danae que lucha contra Medusa y el Kraken para salvar a la princesa Andrómeda. Ambas películas pecan sin embargo de arrítmicas, superficiales y episódicas. Ambas recurren a actores de prestigio que se limitan a perder el sentido del ridículo tanto da si vestidos con harapos o con ropajes resplandecientes. Ambas hubieran precisado de realizadores más creativos que Leterrier y Davis. Y ambas se revelan demasiado sumisas a los condicionantes comerciales del momento en que fueron producidas.

Así, la cinta de 1981 surgió en plena eclosión, debida a George Lucas y Steven Spielberg, del blockbuster tal y como lo conocemos hoy; una de las épocas más fructíferas para la fantasía y la ciencia-ficción en la historia del cine norteamericano, que conjugó los grandes presupuestos, inéditos y ambiciosos efectos especiales, y un afán por atraer de nuevo al cine a los adolescentes. En ese contexto, la Furia de Titanes de Desmond Davis resultó ser un producto algo anacrónico y oportunista, defectos de los que dieron cuenta la stop-motion de Ray Harryhausen; su simultaneidad en la cartelera con títulos como Excalibur, Cristal Oscuro, Cromwell: El Rey de los Bárbaros, Flash Gordon o Krull; y detalles a la vez anecdóticos y reveladores como una extemporánea lechuza robótica sospechosamente parecida al R2-D2 de las celebérrimas La Guerra de las Galaxias y El Imperio Contraataca (por mucho que Harryhausen y el técnico Colin Chilvers afirmasen que la criatura, recuperada por Louis Leterrier y los suyos en un par de planos cómplices de la nueva Furia de Titanes, fue ideada antes de que se concretase la saga creada por Lucas).

En cuanto a Furia de Titanes 2010, también resulta derivativa: respecto del auge actual de la épica cinematográfica propiciada por 300 y El Señor de los Anillos, el gran éxito del videojuego God of War y sus secuelas, la renovada exigencia de satisfacer a los más jóvenes con historias deudoras de la magia y el escapismo, y las pretendidas virtudes de unos efectos digitales que no siempre están a la altura debido a un presupuesto muy ajustado, y de una conversión apresurada y chapucera a las tres dimensiones; desde aquí aconsejamos al espectador que no pierda ni un céntimo en ver Furia de Titanes en 3D, porque sólo se va a encontrar con unas imágenes oscuras, y tan burdas en la consecución de la profundidad y el relieve como un teatrillo de cartón.

Por lo demás, aunque como ya hemos apuntado Louis Leterrier —firmante previo de Danny the Dog (2005), Transporter 2 (2005) y El increíble Hulk (2008)—, es un director de escaso talento, no le falta el entusiasmo del friki, y su Furia de Titanes termina por ser una experiencia convincente a niveles elementales de acción y aventura, con secundarios tan carismáticos como Mads Mikkelsen y Pete Postlethwaite (por el contrario, Sam Worthington confirma sus nulas cualidades interpretativas), y una excelente banda sonora de Rami Djawadi.

No falta incluso un discurso interesante sobre la condición mitad humana y mitad ultraterrena de cualquier ser humano, sin que sea preciso remitirse positiva o negativamente a divinidades de ningún signo para aspirar a lo mejor de los aspectos citados: el que nos hermana a nuestros semejantes en el día a día, y el que nos permite acometer las empresas más nobles y ambiciosas.

FICHA TÉCNICA DE FURIA DE TITANES

Título original: Clash of the Titans

Fecha de estreno: 31-03-2010

Web oficial: clash-of-the-titans.warnerbros.com |

Año: 2010 Duración: 105 min

Director: Louis Leterrier

Guión: Travis Beacham, Phil Hay, Matt Manfredi
Intérpretes: Sam Worthington, Pete Postlethwaite, Mads Mikkelsen, Gemma Arterton, Ralph Fiennes, Liam Neeson, Danny Huston.

Lo mejor:  

-La aventura y la acción, que llega a hacer vibrar al espectador.

Lo peor:

-La 3D, pésima.

Puntuación:

5

Para quien desee disfrutar esta Semana Santa de un relato de aventuras y acción sin ningún respeto por los dioses, sean del credo que sean.



CAPTURAS DE FURIA DE TITANES

Furia de Titanes - Perseo (Sam Worthington) consulta la manera de vencer a Medusa.

Furia de Titanes - El Kraken, la monstruosa criatura que Hades despierta para que destruya la ciudad de Argos.

Furia de Titanes - Draco (Mads Mikkelsen), uno de los compañeros de Perseo en sus aventuras.

Furia de Titanes - En plena batalla con los terribles escorpiones cómplices del rey Acrisio.











© Revista Fandigital.es 2000-2014
Revista iPad / | Contactar