Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Cadillac Records - critica de cine
Buscar en
Estás en CINE >> CRITICA >>

Cadillac Records

Genealogía del rock and roll

Un artículo de José M. Robado || 27 / 2 / 2009
Cadillac Records

El ritmo del film, algo gripado al comienzo, crece conforme la música se va haciendo protagonista.

El acercamiento del cine a los orígenes del rock&roll casi siempre se ha producido siguiendo la estela dejada por alguna de sus deslumbrantes estrellas. Como en el resto del público, el magnetismo de las figuras rockeras también ha epatado a los cineastas, confundiendo la naturaleza de la evolución de la música con el particular ascenso y descenso por la fama de sus intérpretes. Cadillac Records presenta una novedad respecto a esa tendencia. Siguiendo las vicisitudes de la puesta en marcha y altibajos del mítico estudio Chess Records, recorre el árbol genealógico del rock & roll sin descuidar a sus protagonistas.

La narración parte de una analepsis (flashback en inglés) en la voz de Willie Dixon (Cedric the enterteiner) uno de los productores, compositores y músicos que vivirían en el mencionado estudio. La voz de Dixon rememora los tiempos en que las emisoras de radio distinguían música para negros o para blancos, es decir, blues o country. Buscando su propia fortuna Leonard Chess (Adrien Brody) graba discos de los músicos negros que tocan en su local, algunos auténticos agricultores venidos desde los estados sureños. Uno de ellos es Muddy Waters (Jeffrey Wright) cuya profunda voz y virtuosismo a la guitarra le hicieron tener éxito pronto con temas escritos por el propio Dixon.

Chess y Dixon siguieron a la búsqueda de talentos, cuyos contratos se llegaban a firmar en el propio coche de Chess, de ahí el título de la película. Entre ellos, Little Walter (Columbus Short), virtuoso de la armónica o Chuck Berry (Mos Def) un recomendado de Muddy que poseía una partícularísima y acelerada forma de tocar la guitarra mientras andaba como un pato por el escenario. El dinero llegaba fácilmente a manos de los músicos y de Chess, que no sólo debe gestionar su discográfica sino también la vida de aquellos artistas que se veían rodeados de fama y dinero cuando aún eran menospreciados socialmente.

El ritmo del film, algo gripado al comienzo, crece conforme la música se va haciendo protagonista y la aparición de nuevos artistas en el estudio se conjuga con la evolución de los estilos. "Es un sólo un blues acelerado con una letra country." -dice Waters ante la admiración y éxito que provoca Chuck Berry. Sí, quizá sólo fuera eso, pero había nacido el rock&roll y por primera vez las emisoras de radio se atrevían a pinchar temas "que van a gustar a negros y blancos". Chess y Wilson habían encontrado el modo de que cada artista encauzase su dolor hacia la música que tocaban. El resultado era grandioso pero el precio altísimo. Waters tenía problemas con el alcohol, Little Walter era extremadamente violento, Berry pasó cinco años en la cárcel por mantener relaciones con una menor...

No menos éxito y problemas provocaría Etta James (Beyoncé Knowles). Intérprete prodigiosa de soul y rythm&blues, su desgraciada biografía (en el film se sugiere que es hija de una prostituta negra y el cinematográficamente famoso Gordo de Minessotta de El buscavidas) le lleva a la drogadicción a pesar del reconocimiento de sus canciones. En ese momento, unos chicos melenudos llamados Rolling Stones en honor a una canción de Muddy Waters o los Beach Boys ya están recogiendo el legado musical de los pioneros de Chess y en sus conciertos no hay separación entre público blanco y negro.

El film sufre serios altibajos en su metraje debido a cierta repetición y delgadez argumental en la biografía de los retratados. La realización es modesta y en muchas ocasiones se ve lastrada por el peso de los intérpretes de excepción como Beyoncé, que aparece obcecadamente en iluminadísimo primer plano (¿alguna claúsula de su contrato?) lo que merma parte de su buen trabajo. Brody parece no cogerle bien la medida a su personaje y a Wright se le queda corto el guión escrito para su Muddy Waters. El joven Mos Def sigue creciendo película a película y compone aquí un acertado Chuck Berry que recuerda mucho al auténtico.

FICHA TÉCNICA DE CADILLAC RECORDS

Título original: Cadillac Records

Fecha de estreno: 20-02-2008

Web oficial: http://sonypicturesreleasing.es/teaser/cadillacrecords/ |

Año: 2008 Duración: 109 min

Director: Darnell Martin

Guión: Darnell Martin
Intérpretes: Adrien Brody, Jeffrey Wright, Beyoncé Knowles, Columbus Short, Mos Def, Cedric the enterteiner

Lo mejor:  

- Las canciones seleccionadas para ilustrar las grabaciones.
- El gracejo de Mos Def, la solidez de Jeffrey Wright, la belleza de Beyoncé.
- Recordarnos que muchos de sus protagonistas aún viven... y cantan.

Lo peor:

- La realización, demasiado plegada a cuestiones no narrativas.

Puntuación:

5

Recorrido por la vida del rock'n roll visto desde los artistas que poblaron uno de sus estudios míticos.



Ver pases de Cadillac Records en ciudad...

Buscar CADILLAC RECORDS en

Buscar CADILLAC RECORDS en NEWS

Buscar CADILLAC RECORDS en









© Revista Fandigital.es 2000-2017
Revista iPad / | Contactar