Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Terry Gilliam - entrevistas de cine
Buscar en
Estás en CINE >> ENTREVISTAS >>
Terry Gilliam

El genio contra los molinos

Un artículo de MG || 05 / 7 / 2007

A pesar de tratar con alguien que ha demostrado tanta creatividad, me gustaría comenzar preguntando por cuestiones más financieras a la vista de los conocidos problemas que has tenido en tu carrera para sacar proyectos adelante. Para empezar, a lo largo de tantos años ¿qué cambios has visto en la forma de funcionar de la industria?
Bueno, Hollywood ha ido progresivamente pasando a estar más y más controlada por contables y abogados. Antes, si tenías personalidad, carácter, te manejabas allí. Ahora son todo “muertos vivientes”. Se preocupan del mercado mundial de una forma más dominante, algo que antes claramente no pasaba, pero ahora sacan más dinero de fuera que de dentro y eso extiende su poder y su necesidad de ejercer un control global. Curiosamente, en Europa sucede que cada vez más se preocupan de introducir sus propias creaciones en el circuito de Hollywood... de modo que se financia y se da más dinero a los que cumplen esas reglas y por tanto se encaminan también en esa dirección...

Así que todo acaba regido por su industria...
Sí, el problema es que acaban dominando el mundo. Es muy difícil hacer una película pequeña en el sentido de que no va a tener relevancia y acaba siendo más fácil hacer una grande de 20 millones que una de 2 por el espacio que le dejan...
Nunca me gustó Hollywood, pero de ahí saco la financiación. El tema es que salvo que seas un Spielberg acabas pasando más tiempo buscando la forma de levantar el proyecto que haciendo cine.

De acuerdo, me nombras a Spielberg. Pero tu caso puede ser de los más particulares porque has tenido éxitos sonados, tienes una trayectoria repleta de cintas admiradas y lo que se suelen llamar películas de culto... no estás en una zona intermedia que digamos ¿Cómo puede explicarse que sigas teniendo tantos problemas?
Probablemente los problemas empezaron con Brasil, donde protagonicé una batalla pública con los estudios... que gané. Lo cual es una cosa verdaderamente problemática (ríe).
[Nota del redactor: Gilliam llegó a publicar un anuncio en la revista Variety a página completa con el mensaje “Querido presidente de la Universal, ¿cuando estrenarás mi película Brazil?”]
Y sí, Baron Munchausen como desastre financiero [La película contaba con un presupuesto inicial de 23 millones de dólares y acabó costando 46] tuvo su importancia de cara a ser empleado como excusa para confirmar la imagen que querían dar de mí.
Estos dos últimos años hemos estado buscando financiación para un par de proyectos y te encuentras que la gente no se preocupa de lo que has hecho y de lo que has generado, sino que esta leyenda que se fue formando ha acabado teniendo más importancia.

Pero con algo tan difícil como los fans acérrimos, sigue siendo un caso inexplicable pues cuentas con la base que cualquier producto quisiera para sí.
Sí OK, es cierto. Los fans están ahí y tienen una gran importancia. En cualquier caso, para la financiación de determinados presupuestos acaba haciendo falta más, llegar a más cantidades de gente. Películas como ‘El Rey Pescador’, o ‘Doce monos’ son grandes hits, fueron grandes producciones con una gran rentabilidad y sacaron mucho dinero, en resumen, éxitos financieros. Pero es que cualquiera de mis películas ha hecho dinero, aunque fuera un dólar (sonríe), pero siempre han generado más.
El otro problema es que ellos quieren ganar la lotería, si ponen 20 millones, quieren ganar 20 millones con su apuesta...

El tema llega hasta el extremo que J.K. Rowling te quería a ti para dirigir las adaptaciones de Harry Potter y te la quitaron de las manos a favor de Chris Colombus...
Sí, así es. La única de ellas que realmente me gustó fue la de Alfonso Cuarón. Pero Chris Colombus era muy “seguro”. El argumento por el que no me contratarían es que ellos querían una película muy segura. Yo por mi parte, quiero su dinero y mi independencia, y esa es una muy mala combinación (sonríe).

En cuanto a Hermanos Grimm, tu última superproducción, al verla tienes la sensación de que hay algo de una personalidad que la diferencia de otras películas del género, pero que le falta un 'algo más'.
Sí es cierto. Para empezar yo tenía una suerte de compromiso, el compromiso de hacer algo con los textos de los Hermanos Grimm y sus cuentos y quería llevar uno. Influyeron los problemas en preproducción con quienes iban a financiarla y que finalmente para tirarla adelante tuve que aceptar un guión que yo asumí pero que no me gustaba y que trataba de rescribir. Pero llegó a un punto muy delicado. Normalmente, los problemas que tengo, que con rodajes realmente he tenido con sólo dos películas, no se producen en esta fase, ya al final. Aquí, llegada última fase se dieron cuenta que había cosas que no gustaban y yo tuve que decirlo: no deberíais haber escrito el guión. Pero no creo que sea una mala película, es un show...

Da la sensación de ser una película de Terry Gilliam a la que le falta algo para ser de Terry Gilliam.
Exacto, exacto. Eso es. Pero sin embargo recaudó millones de dólares, lo cual por mi parte está perfecto. Es dinero (sonríe)



Buscar TERRY GILLIAM en

Buscar TERRY GILLIAM en NEWS









© Revista Fandigital.es 2000-2014
Revista iPad / | Contactar